Seleccionar página
El aroma de la inspiración

El aroma de la inspiración

Si la inspiración tiene un aroma, debe ser a café. No cualquier café, claro, sino de los buenos, de esos que con el primer sorbo te remueven el paladar y te encienden las ideas.

La creación de mi novela está llena de olores a café, de horas frente al ordenador, de ilusión, de leer y releer, de incertidumbre y una canción, pero eso ya te lo contaré más adelante… Ahora, que cuento los minutos para que este gran reto en forma de libro cobre vida, sigo acompañado mis momentos con buen café, y cómo no, de buena compañía con quien compartirlo.